Ederlezi

Bailando lenta y seductora, mariposa ebria

con las alas extendidas,

tarareando ederlezi por la cocina, entre las sillas,

hipnotizada,

extendidas las alas y un velo como un ramillete tibio,

flores de lavanda.

Olvida que alguien

ha disparado al fondo de la canoa y llevamos

pesadas ropas y zapatos,

que suenen los vientos

que se agiten las telas de colores,

queda un trago de agua salada para brindar

por los pétalos abiertos.

Baila por la casa, ajena al fondo que existe

bajo el piso de cemento, ajena a que ahí,

abajo,

se oxida el brillo de los trombones.

Radiante, flota

y hace la danza

como su estuviera a punto de reventar en luz

la primavera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s