29/05

Cuando te rompes de cristal

el deseo llevo translúcido,

el deseo albergo de

que una esquirla de tu sangre sólida, filosa

se me ancle a la barba o las pestañas.

Nada tiene de horrible tu metralla,

que hace bien y riega el sembradío

que es semilla y grano para los pájaros,

que es hermosa la explosión de dolerte silbando música entre las copas

de los pinos,

-amor con trino de rabia-

y aún así

con nuestro ansia voraz toda apretando en el pecho

juramos

no volver a hacerte daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s