Fantasma II

Espectro, nebulosa

que bebes juguetonamente dejando un charco en el suelo,

la broma de tu cuerpo de aire

nos sigue haciendo gracia pero

no soportas ya

no provocar miedo nunca cuando apareces sino

cuando

te vas.

Espectro, nebulosa,

siéntate a que te lea a hirviente voz mi decálogo del pánico,

hablo en el prólogo de ti veladamente y está tu resto de vaho

en la portada.

Cuánta evidencia.

¿A qué otros visitas tenebrosamente?

Torpemente te pido lealtad, que yo,

yo no puedo ocultarme

de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s