Los bosques tuyos

Que no caben

en la cuchara

los bosques tuyos,

ni quemarse pueden haciendo humo azul

en el fondo mismo.

Que no caben y aún los desayuno

clavándose en el cielo

-sus copas punta-

de la boca.

Que rebosan a los ríos y los vecinos valles

que en la mesa se esparcen,

-te relato tiernamente con el quiebro lacio entre dientes de los troncos-,

que exhalo el verde que riegas y provocas,

y que en la sombra que fresca exhalo

me recuesto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s