A las afueras

A las afueras de ti

se espacian los lugares confortables y un desierto comienza

yermo y lacerante,

a golpes primero con alguna sombra de algún árbol bajo,

implacable luego.

Está toda la basura y los vagones oxidados,

un raíl que se pierde como un punto de fuga guiando

a los prófugos que

se van a deshacer de nostalgia

a las afueras de ti.

Esa silueta de tus luces,

tu despertar de osezno

incitando a querer dejar de vagar circundando tu corazón sonoro

y franquear las barreras impuestas imaginarias

es francamente seductor pero

uno es de naturaleza errante y pajiza y me duele a veces

no saber vivir si no es

a las afueras de ti.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s