Habemus humo negro

Habemus humo negro invadiéndolo todo

irrespirable niebla cenicienta.

Habemus lucha encarnizada,

purpurados tirándose de las sotanas y los solideos

trepando hasta el trono a pisotones.

Habemus millones de muertos bajo el signo de la cruz.

Habemus soberbia como undécimo mandamiento.

Habemus niñas muertas de sueño y aburrimiento

en las bancadas los domingos,

bostezos reprimidos con mirada severa,

madres orgullosas de tanta pureza.

Habemus el binomio onanismo-ceguera.

Habemus aborto.

Habemus SIDA.

Habemus Opus Dei.

Habemus asco e hipocresía

oro, plata, diamantes,

imaginería sangrante bañándolo todo de miedo,

violaciones, jerarquía.

Habemus confesiones arrancadas al reo a fuerza de prometer

quién sabe qué cielo,

ángeles, serafines, absurdas criaturas sin sexo.

Habemus siglos de sometimiento

tormento, pecado, castigo, silencio.

Habemus odio a la vida.

Habemus desprecio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s