Aria

Es porque tienes sangre

en tus venas arbusculares

que penetran en otros organismos insuflando calor,

se te desbocan los latidos y no hay más motivo

que el de tener sangre fluyendo.

Te duelen las mareas: es que sigues vivo

mirando retirarse a las olas

con su canto primigenio

sobre el callado.

Si levantas la cara a la lluvia y cada gota es

un cañón de luz atravesándote la piel,

es porque tienes alma

morando más allá incluso

de la cavidad de tus costillas,

pareciera que hoy Callas proyecta su voz

desde tu corazón erizado,

y eso es que tienes alma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s