Idomeni y el dolor

Me duele el estómago

y no sé,

no siento hambre ni vacío

no estoy enferma y no sé,

viene de adentro el dolor, como de otro lugar o

de otro tiempo.

Y huelo a humo y me mareo y estoy tumbada en casa pero

algo me atruena

desde otro cielo rompiendo la barrera

del sonido.

Y siento vergüenza y nadie me ve

y nadie me sabe aquí

en este dolor y estas lágrimas sordas

que no riegan, que caen

estúpidamente en el suelo macizo impermeable.

Qué nausea

qué asco

y es la misma pulsión,

la misma exactamente,

el deseo de matarse y

el deseo de matar.

El temblor de frío y de miedo se aprieta en los huesos y aún queda algo

de amor

hacia lo que nos queda

de

ser humano

en la carne.

Qué dolor de estómago,

es normal, tranquila, es normal,

el asco y la vergüenza y la rabia

es normal, aún soy persona

es normal la rabia y no es ni una centésima parte

del dolor de la rabia en Idomeni.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s