La vida es una

En el espacio entre los postres y el café descubrimos que

la vida es una, y fue

de una certeza tan clara

tan radiante

que el fogonazo de luz blanca

nos cegó durante diez minutos,

obligando a buscarnos la boca a tientas

para besarnos en la sobremesa hoy

renacidos en este nuevo mundo recién descubierto,

por vez primera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s