Que el mar es el patio salado donde juegan los días

Que el mar es el patio salado
donde juegan los días –pero tú en ese juego
la más alegre-.
Que el verde prendido a mi ropa si duermo en la hierba
es el más verde –y tú prendida al sueño
como esa hierba y
como ese verde-.
Y otras cosas dejas escritas sin escribirlas y sin
contarlas
y yo
tontamente mecido por un arrullo sordo que solo escucho,
que es tu vientre el lugar
donde empieza la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s