El deseo de Dafnis

Muéstrame, oh, pastor
de tupidos rebaños
si toda la fuerza salvaje de los valles tormentosos
cabe en el silbo de las cañas.
Bucólico semidiós,
oh, fauno alegre, siento vergüenza si me descubre
mi pueblo
hecho piedra a tu lado
por los siglos que vendrán.
Suéltame, vete ahora, pues te deseo
demasiado
y las deidades me hicieron para Cloe,
para que mi historia fuera escrita de otro modo,
no perviertas la verdad de los pergaminos.
Vete, pero no,
no marches, quédate enredado entre los arbustos,
que escuche yo el resonar de tus cascos en la cañada,
el tañer de la siringa sobre los balidos
y tu voz convocando el viento y el granizo sobre la hierba.
¿es cierto que eres Pan?
Encuéntrate conmigo pues,
si es así,
cuantas veces desees a través
del tiempo.

320px-PanandDaphnisPan enseña a Dafnis a tocar la flauta. Escultura encontrada en Pompeya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s