Anuncio por palabras

Busco.
Compañera para tango.
Para aprender tango primero y, una vez aprendido, bailar tango.
No importa edad, ni talla de zapato, pero, eso sí, ha de saber calzar tacón.
No importa nacionalidad, no importa religión, si es filonazi o monja, o monja filonazi, que las hay, no importa nada, sino que quiera bailar tango, bailar bien, no como un borracho haciendo el tonto con una escoba en una boda y la corbata amarrada a la cabeza, porque, oiga, el tango es una cosa seria, ¿estamos?
No importa que sea muy flaca, ni muy gorda, ni muy intermedia entre flaca y gorda, ni que sea fea ni que sea guapa, yo no sé de eso, sino que cuando bailemos tango nos veamos lindos.
Es indispensable que se le erice la piel si suena un bandoneón, o si alguien mienta a Corsini o a Troilo.
Yo lo que quiero, para que ustedes me comprendan es una enamorada del tango y ya, y también que quiera bailarlo, bailarlo conmigo, se entiende, pues no encuentro compañera para el tango, con lo que a mi me gustaría aprender a bailarlo, bailarlo bien, como Al Pacino, que ciego y todo lo bailaba como los ángeles en la película aquella, que no me acuerdo el nombre ahora, pero él hacía de coronel retirado, o general, lo que sé es que tenía un montón de galones y era ciego como un topo, debió pasarle en una guerra.
Y a tal fin publico este anuncio por palabras, que ya llevo doscientas cuarenta y lo que queda.
Hay que ver qué cara nos sale a veces la pasión.
Gracias.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s