Noche de reyes

¿Cómo no dejarte un ramillete de besos en el zapato?
Si no sé de lilas, ni de su olor poético,
si no nacen en tus manos y sólo las reconozco dentro de un marco.
¿Qué podría dejarte en esta noche de entrar a ti por tu ventana,
invadiendo la umbría de tu aire,
de la respiración silente con que duermes?

Si no existe mejor búcaro que tu zapato,
viajero y narrador de tus andares,
que puedo ya reconocer por su sonido entre otros mil
taconeantes en el adoquinado.
¿Cómo no dejarte un ramillete de besos?
Si los cuidas tanto,
si sabes mantenerlos frescos y no hay
sequedad que los desgaste,
si no sé de lilas ni de otras flores elegantes
si la botánica no sabe nada del verbo amarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s