La digestión pesada de los bombarderos

Cómo no sentirse mal
con semejante proyecto de muerte en la panza,
la crueldad se hace un nudo y no hay quien duerma.
Denso el aire rompen entre nauseas y
es normal
la pesadilla que atraviesa la noche
destruyendo el sosiego para siempre,
es normal el dolor profundo,
la digestión pesada de los bombarderos,
y
el asco
que provoca el humo negro
atascado en las entrañas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s