No tengo miedo a tu sangre

No tengo miedo a tu sangre
pero sí a la policía,
al hambre de las callampas
a la voz de las mentiras
que mil veces repetidas
se acaban grabando a fuego,
a la saliva del cura
a su mirada lasciva
sobre la infancia del mundo.
A veces temo a la muerte
a veces temo a la vida,
pero a tu sangre no,
no tengo miedo a tu sangre
que se viene en oleadas
inundándome los días
tiñéndome las manos
mezclada en mis heridas.
Nació roja la vida y
roja
mi alma celebra
cuando tu sangre roja se refleja
sobre la piel mía.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s