El refugio

Está explotando un lacrimal periódicamente,
no hay error ni asincronía.
Está abierta la puerta de la cárcel.
Está abierta la puerta de entrada.
Se tatuó el cuerpo como una cebra, quería
pasear desnuda al sol del patio
media hora diaria.
Tengo un refugio
si te pesa la tristeza tengo
un refugio antes de que se te hunda el techo frágil.
Hay comida enlatada y flores secas en la mesa,
flores hermosas, deja que te cuenten sus historias
de cuando eran
de colores.
El interior no es tan desolador como pareciera,
no es tan desolador con su escasa luz como
el interior de tu pecho
sin luz alguna.
No hace falta llave, nadie viene nunca por aquí
no quiero
tener la posibilidad de encerrarme.
Están pasando lista y el animal inquieto
no está en la celda.
Está lloviendo y el olor a tierra
impregna el pan y las cortinas.
Estás pasando tus manos sobre las costillas como
sobre una jaula.
Tengo un refugio, eso le ofreció
dos camas, una en cada extremo,
al medio una puerta de vacío infranqueable,
mi voz en sueños te llegará con eco, no te asustes
son todas las voces del mundo meciéndote como una hamaca.
Está sonando el reloj de mi refugio, le dijo,
está el reloj dando las doce
abrázame antes de que
me convierta en calabaza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s