Hay un grito atravesado en la garganta de los dos

Hay un grito atravesado en la garganta de los dos
que no podemos
que no queremos reprimir.
Un latir desbocado
y ríos de saliva.
Manos apretando hacia abajo y hacia dentro,
lenguas que traspasan la carne
hasta los huesos.
Nos reímos de los puros, de las castas,
de los intactos.
Nos abrazamos como demonios al pecado
y amamos por todas y por todos.

Extasiados de calor
ya sin una lágrima de líquido en los cuerpos
pretendemos seguir,
arrancar otro grito mayor
que haga ladrar en la noche
a todos los perros de la ciudad.

La búsqueda de respuestas
en la piel mordida
en el abdomen que vibra
abre otros caminos nuevos
infinitos,
eternos,
nos entrega la certeza
la verdad irrebatible
de que la vida
tiene que ser esto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s