Resurrección

Hoy vamos a celebrar
después de tanto entierro
un renacimiento.
Una resurrección amiga
que está brotando por las grietitas escasas,
por las mismas por donde estuvo respirando
un organismo vivo.

Salen los huesitos intactos, de un blanco radiante
esqueletos pequeños que hacen ruido de esqueletos
y avanzan como un batallón rico en calcio, vistiendo a cada paso músculos nuevos, tendones, abrigándose con pieles de colores que encuentran en los márgenes del camino, que alguien ha colocado apiladas a sabiendas de la llegada de la embajada sobrecogedora.
A cada nueva capa de nervios,
pelo,
orejas,
se adivinan rostros de labios firmes,
sonrisas decididas.

Vamos a celebrar un renacimiento demorado demasiados días.
Lázaros andantes, gentes medievales
tribus extintas de los nueve continentes
cantando avanzan,
se perfilan en el horizonte como un sol que anuncia su salida
enviando luces naranjas como señales de radio.

Los muertos han vuelto para enseñarnos como presentar batalla,
dejando la última gota de sangre si es preciso,
a darnos una lección de historia y osadía.

Han vueltos lo muertos y hay esperanza.
Ellos confían en que no los enterremos nuevamente
en gruesos tomos o en lápidas floridas

Han vuelto y sí que hay esperanza,
y yo canto lo que los muertos cantan.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s