En el mejor de los casos

En el mejor de los casos llevo
treinta años
buscándote en el desierto de Gobi
a pie en camello a veces sobre un pájaro mitológico
que me soporta entre generoso y deslomado.
En el peor de los casos te busca
desde hace más de un siglo
en mi nombre
un tatarabuelo
que no comprende el encargo pero lo ejecuta sumiso
doblegado por el dominante gen romántico.
En el mejor de los casos eres
lo más hermoso
que no tengo
entre los papeles turbulentos y la arena
de mi mesa de campaña.
Te sueño en la antesala del despertar
-en el peor de los casos-
mirando hacia abajo a horcajadas de un satélite
a veces ruso casi nunca americano
contemplando un mapa entre perfecto y ridículo
que me pesa
como de piedra
en las manos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s