Arde Venus

Ya ve
que arde Venus y se sonroja el cielo
(bajo esa capa granate con costuras cárdenas
se abriga uno pobremente
sólo por no saber asir los jirones de nube).
Ya ve usted,
una vez estuvimos debatiendo
-como si supiésemos algo de alguna cosa-,
hasta bien entrados los ochenta años,
¡qué conversación tan fructífera
a oídos de un besugo!
El mundo está divinamente perdido
busca la alegría con una brújula antigua
que tiene grabados unos labios cálidos donde estuvo el norte frío,
ya ve que sólo se precisa que tengan sentido
algunas cosas,
las muchas otras sirven
para poblar renglones los libros de cuentos
y de autoayuda.
Arde Venus tan lejos
que nos llega apenas un calor abrasador en lugar de
un calor
calcinante.
Ya ve usted
que ni nosotros nos sentamos a conversar
alrededor
de la hoguera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s