Mi país se olvida de nadar

Mi país se olvida de nadar
a veces y casi no flota
más que por inercia,
respira apuradamente y traga sal
como una criatura marina ajena al mar
¡qué cosas!
El viento azota a veces
a mi país y forma una alfombra
de las flores que caen precoces,
caen y ahí mueren bajo su peso leve;
es una tragedia que no ve nadie
excepto tú
que adoras mi país y enarbolas su bandera
de verdes ramas.
Mi país es inocente y aún
hay que acompañarle al cruzar la calle,
aún
de la estridencia hay que protegerle y cómo no,
hay que alimentarle para que se haga
cada vez más fuerte.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s