sexo de guardia

Brinda por el dolor
que me arrastra en tren a tu planeta
chirriando de tristeza feroz en la vía herrumbrosa.
Brinda por el hambre de tantos días
por el cuerpo famélico
por el sonido paleolítico de nuestros huesos chocando
celebrando el eco de la gruta y sus murciélagos.
Es pronto aún y hemos
destrozado diez copas
y veinte mandamientos.
Es el triunfo de los carnívoros
voraces,
de los adictos al aliento desesperado y conforme.
Brinda con éstas lágrimas
añejas,
envejecidas en roble
haciendo brotar renaciendo a la madera muerta de las barricas.
Brinda y dame buena sepultura
bajo tus sábanas,
y un panegírico gemido,
por favor
no me expulses
hasta mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s