carta triste desde la costa oriental

estamos tristes
tristes
lúgubres a pesar del sol cegador y
del calor que nos tuesta los huesos de color café

quedamos un puñado de personas apostadas en la playa
otras en el risco sur algunas dormitan levemente

hace horas avistamos un barco pirata
lo reconocimos por las tibias cruzadas
por la calavera
ondeantes en el infame mástil
por el loro en el hombro del capitán lo reconocimos

no sabemos bien cómo defendernos
no sabemos bien si queremos defendernos
ya ni sabemos bien qué somos en este tiempo
no recordamos si somos una alzada resistencia o pasábamos
por allí
despreocupadamente
no recordamos si tenemos bandera o nombres
propios
si somos números
si sólo buenas intenciones débiles franqueables
estamos tristes y lúgubres
lanzamos esta carta en una botella al mar sin firma sin fecha
para que se sepa algún día
en algún espacio
en nuestro país flotante sólido menospreciado
que seremos agredidos
que quedaremos aquí sobre arena vivos o muertos y que ya no somos capaces
de volver tierra adentro

que se sepa que en nuestra tristeza hay un poco de melancolía
una miríada de razones
un mucho de rabia

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo A lápiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s